Ofertas

Tratamiento de jardín de urea a principios de primavera


La urea o urea es un compuesto químico, la diamida del ácido carbónico. La sustancia está representada por cristales blancos, solubles en disolventes polares en forma de agua, etanol y amoníaco líquido. Si es necesario compartir la urea con otros fertilizantes, es imprescindible tener en cuenta los indicadores de pH.

Propiedades de la urea

Este fertilizante en forma de amida es el fertilizante que contiene nitrógeno más concentrado conocido. La forma granular tiene excelentes características físicas, incluida la falta de apelmazamiento y la preservación de la friabilidad incluso después de un almacenamiento prolongado. Perfecto para el aderezo de raíz y foliar, y también forma parte de los apósitos complejos más efectivos.

La urea, cuando se introduce en el suelo, se disuelve y se convierte en carbonato de amonio, que es un compuesto inestable que se descompone en el aire en bicarbonato de amonio y amoníaco. El amonio resultante es absorbido gradualmente por los cultivos hortícolas, después de lo cual no quedan residuos ácidos o alcalinos.

Indicaciones de uso

Se recomienda utilizar la urea como fertilizante principal en cualquier tipo de suelo y bajo una variedad de plantaciones de frutas y cultivos vegetales o verdes en el jardín. Como regla general, la urea se usa en los siguientes casos:

  • falta de nitrógeno, que se manifiesta por un retraso en el crecimiento y desarrollo, amarillamiento de las hojas, floración débil, falta de ovarios;
  • formación insuficiente del fruto, así como una apariencia deformada del fruto o desprendimiento.

Como tratar un jardín con urea

El tratamiento del jardín y el aderezo de los cultivos del jardín deben realizarse en las horas de la mañana o de la tarde. Las instrucciones estándar para preparar la solución implican disolver 30-40 g de urea en 10 l de agua. Características de aplicación, la tasa de consumo depende del tipo de suelo.

Suelo

Características de alimentación

Ligero, sod-podzolic

Se debe dar preferencia a la introducción de urea en el contexto del riego activo.

Condiciones de lluvia

La urea y la urea son equivalentes en términos de la aplicación principal.

Suelos neutros y alcalinos.

Para aumentar la eficiencia y reducir las pérdidas de componentes que contienen nitrógeno, se lleva a cabo un hundimiento inmediato en el suelo y se realiza el riego.

Es importante recordar que rociar las plantaciones de frutas y bayas con urea puede retrasar la temporada de crecimiento, lo que ayuda a proteger los ovarios de la muerte a principios de la primavera. Es por eso que tal evento se recomienda como uno de los obligatorios cuando se cultivan frutas de hueso de maduración temprana. El tratamiento de primavera de las plantaciones de jardín contra enfermedades y plagas con urea debe realizarse necesariamente de manera oportuna.

Preparación para el procesamiento y procesamiento.

Durante la floración de primavera, se recomienda tratar las plantas de manzana, ciruela y pera con urea. Tal evento es muy efectivo para la prevención del daño a las plantaciones de jardín por orugas de polillas, pulgones, tinnitsa y flores de manzana. Antes del tratamiento se deben preparar adecuadamente las plantas.

Inmediatamente antes del procesamiento, se requiere una poda sanitaria y todas las áreas enfermas o afectadas de la corteza se eliminan frotando con una espátula o un cepillo de alambre. Dicha preparación preliminar podrá proporcionar en el proceso de pulverización el contacto directo de la solución con el área afectada o la acumulación de plagas de insectos.

Para la destrucción más efectiva de parásitos y enfermedades de las plantas, es necesario usar una solución concentrada. Para preparar la solución de trabajo, se deben diluir 0.5-0.7 kg de urea en 10 litros de agua. Los jardineros experimentados recomiendan realizar fumigaciones de primavera en la primera década de marzo y en los últimos días del mes. Es importante recordar que el segundo tratamiento se lleva a cabo con una solución menos concentrada, que protegerá el follaje de las quemaduras.

Fertilizar plantaciones de jardín

La urea, o urea, es merecidamente uno de los fertilizantes más populares y valiosos, debido al alto contenido de formas de nitrógeno fácilmente asimilables. Este tipo de fertilizante se puede aplicar por separado o en combinación con otros compuestos nutricionales, utilizados para el apósito de raíz y foliar, precisamente en los períodos en que el cultivo hortícola necesita más este evento.

Después de determinar el tipo de suelo, debe prestar atención a las características botánicas y la etapa de desarrollo del cultivo.

Cultura hortícola

Normas para el apósito radicular

Repollo, cebolla, remolacha, tomate, pimiento dulce, papas

Aproximadamente 20–22 g por metro cuadrado

Legumbres y pepinos

5-7 g por metro cuadrado

Fresas, moras, fresas

25 g por 10 litros de agua y no más de 1 litro debajo de la planta

Grosella espinosa

8-10 g por 10 l de agua

Grosella

18-20 g por 10 litros de agua

Calabaza, berenjenas y calabacín

10-12 g por metro cuadrado

Cerezos y ciruelos

120-150 g por 10 litros de agua

Manzanos

230-250 g por 10 litros de agua

La fertilización en la etapa de siembra o siembra se lleva a cabo directamente en los surcos o huecos de siembra. Sin embargo, en ese caso, un requisito previo es el uso de una capa de suelo, que ayudará a evitar la disminución de los indicadores como resultado de la exposición directa al amoníaco.

Para la alimentación foliar de cultivos de hortalizas, se utiliza una solución nutritiva basada en 9-15 g de gránulos diluidos en 10 litros de agua. Como regla general, el 55-60% del volumen de urea necesario para la nutrición de las plantas se introduce en otoño, y el 40-45% restante se debe pagar en la primavera.

Tipos de fumigación de primavera

La urea también está muy bien establecida como aderezo para las plántulas de la mayoría de los cultivos de jardín. En este caso, la solución estándar se usa aproximadamente dos semanas antes de plantar plantas jóvenes en un lugar permanente. Por lo tanto, la urea es el medio más efectivo y asequible, en términos de costo y uso.